PRISIONERO DEL SISTEMA

PRISIONERO DEL SISTEMA

Editorial:
GRIJALBO
ISBN:
978-607-38-1591-8
Páginas:
280
Encuadernación:
Rústica
Colección:
< Genérica >
$ 300.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

La historia de un joven que estuvo encarcelado injustamente desde sus 20 años hasta sus 33 y de cómo venció al sistema para quedar libre.

En enero de 2008 Rafael Méndez Valenzuela fue detenido en el Estado de México. Agentes federales y militares lo obligaron a firmar una declaración en la que reconocía que formaba parte del grupo criminal La Familia. Tras 10 años en prisión, y al existir una denuncia por tortura, un tribunal federal ordenó la reposición del proceso para mantenerlo preso en lo que se investigaban los hechos, aun cuando el afectado ya había cumplido su sentencia en la cárcel.

Ante la suma de injusticias, su madre, la periodista Judith Valenzuela, se acercó a distintas instancias judiciales y asociaciones de derechos humanos sin mayor éxito. Fue hasta que acudió a la conferencia mañanera presidencial, donde expuso el caso, que logró que López Obrador instara a la Secretaría de Gobernación y a la Suprema Corte de Justicia a revisar el caso para que Rafael por fin fuera liberado.

Con una prosa contundente que quita el aliento, Prisionero del sistema es el relato de la lucha de Rafael y su madre en contra de un sistema jurídico podrido, anacrónico.

A lo largo de sus páginas descubrimos cómo la impartición de justicia en México somete a personas arbitrariamente y facilita la ilegalidad y la degradación humana de todos los que la integran: agentes policiacos, militares, ministerios públicos, jueces, gobernantes y sobre todo presos inocentes que pocas veces logran salir del infierno para rehacer su vida.

Palabras de la crítica

«Rafael nos lleva de la mano, a veces con susurros, a veces con gritos de desesperanza, por los vericuetos del aparato judicial mexicano, al que expone y desnuda hasta la vergüenza. Es la voz de cientos, tal vez miles, de presos que no han tenido la oportunidad de contar sus casos de injusticia.»

-Jesús Lemus