VENENOS DE DIOS, REMEDIOS DEL DIABLO

VENENOS DE DIOS, REMEDIOS DEL DIABLO. LAS INCURABLES VIDAS DE VILLA CACIMBA

Editorial:
ALMADIA
Año de edición:
Materia
Novela, Narración
ISBN:
978-607-411-054-8
Páginas:
200
Encuadernación:
Rústica
$189.00
IVA incluido
Sobre pedido

La obra Un médico portugués llega a un pequeño pueblo africano buscando a la mujer que lo abandonó por razones misteriosas. Antes de instalarse en su enfermería, verdadera residencia de malos espíritus, comprende que la respuesta la tiene una pareja de ancianos taimados y recelosos, que necesitan de su ayuda: ella hechicera, él un viejo lobo de mar ahora agonizante. Ambos viven no lejos del cementerio, al final de una calle que pocos se atreven a transitar. Entre bromas hilarantes y engaños siniestros, el lector asistirá a un interrogatorio inusual entre médico y paciente, en el cual se insinúan secretos poderosos, historias de amor y pasión, enemistades que duran más allá de la vida. Averiguar la verdad, para el joven médico, equivale a descifrar un síntoma, y a encarar los desafíos llenos de humor, picardía y astucia que constituyen las divertidas conversaciones con su rival. En Remedios de Dios, venenos del Diablo, el narrador Mia Couto construye una novela excepcional, donde el lector comprende desde el principio que todos mienten en esta villa nebulosa, una pariente selvática de Comala, donde en cada frase acecha una traición. El autor Mia Couto (Beira, Mozambique, 1955) es uno de los más prominentes escritores africanos de lengua portuguesa. En 1974 se inició en el periodismo y por varios años dirigió la agencia de noticias AIM, el diario Noticias de Maputo y el seminario Tempo. Inició su carrera literaria en 1983 con la publicación del poemario Raiz de Orvalho, al que siguieron varios libros de cuentos (Voces anochecidas, Cada hombre es una raza, entre otros) y novelas (entre las que destacan Tierra sonámbula y El último vuelo del flamenco). La Feria del Libro de Zimbabwe nombró a Tierra sonámbula como uno de los doce mejores libros africanos del siglo XX. En 1999 le fue otorgado el Premio Virgilio Ferreira por el conjunto de su obra. Actualmente vive en Maputo, donde trabaja como biólogo.