LEY AGRARIA COMENTADA (DOCTRINA Y JURISPRUDENCIA)

LEY AGRARIA COMENTADA (DOCTRINA Y JURISPRUDENCIA)

Editorial:
EDITORIAL PORRUA
Materia
Códigos y leyes
ISBN:
978-607-09-3128-4
Páginas:
416
Encuadernación:
Rústica
$365.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

El asunto de la tierra, sin duda, ha ocupado un espacio importante en la vida del México del siglo XX y en los albores del XXI. Por ello, a partir del movimiento revolucionario de 1910 se ha atendido de muy distintas maneras la problemática agraria. De este modo, al recoger las principales demandas de la clase campesina, Luis Cabrera, en 1912 —desde la máxima tribuna de la nación y siendo diputado federal—, sostenía que este tema debía debatirse a fin de resolver la problemática y demanda campesinas. Lo anterior permitió que el 6 de enero de 1915, de espalda al mar, el presidente Venustiano Carranza promulgara la primera Ley Agraria del siglo XX, que fue elevada a rango constitucional en 1917, a través del artículo 27. En 1992 se reformó dicho artículo y se promulgó la actual Ley Agraria. Por consiguiente, se puede decir que estamos inmersos en una nueva cultura e institucionalidad agrarias; es decir, los hombres y mujeres del campo tienen oportunidad de decidir su propio destino respecto del derecho sobre sus bienes. Además, actualmente tenemos tribunales agrarios dotados de plena autonomía y jurisdicción, así como la Procuraduría Agraria, entre cuyas atribuciones están la defensa, asesoría y representación de los distintos sujetos agrarios. Con dichas dependencias se establece la nueva institucionalidad agraria, sin menoscabo del quehacer que desempeñan las otras dependencias del sector agrario y agropecuario. Este libro contiene la legislación constitucional y la de la nueva institucionalidad agraria, reformas realizadas al artículo 27, jurisprudencia y tesis en materia agraria, además de, por supuesto, comentarios a cada uno de los artículos que integran la Ley Agraria. De igual forma, se incluye la Ley Orgánica de los Tribunales Agrarios, con el propósito de proporcionar elementos básicos a los distintos sujetos agrarios, maestros y estudiantes universitarios, dirigentes campesinos, servidores públicos del sector, litigantes, así como a quienes estén involucrados en uno de los temas que siguen manteniéndose vigentes en nuestro país: el campo y su desarrollo.