CUESTION DE LOS VALORES HUMANOS, LA

CUESTION DE LOS VALORES HUMANOS, LA. LAS 6 FORMAS DE PENSAR QUE CONDICIONAN NUESTRA VIDA

Editorial:
GEDISA
Año de edición:
Materia
Superacion Personal
ISBN:
978-84-7432-514-0
Páginas:
288
Encuadernación:
Rústica
$365.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

El proverbial marciano que pudiera aterrizar en los Estados Unidos quedaría impresionado por la casi alocada diversidad, por lo beligerante de los valores norteamericanos. Basta con tomar un periódico o encender el televisor. Frente a la aparente falta de armonía o uniformidad de las convicciones que rigen nuestra conducta diaria, ¿cómo habría que reaccionar? Los valores no son el desorden que a veces parecen. Existen ciertas opciones fundamentales, ciertas opciones comunes que todos debemos encarar.
La palabra valores es relativamente nueva, y a veces se la desecha como hace el filósofo Allan Bloom, pero todo el mundo la usa. Pero, ¿existen los valores libremente elegidos? ¿Acaso al ser humano no lo impulsan instintos heredados, instintos que solemos disfrazar con el rótulo de valores? Existe un sinnúmero de indicios que prueba que el hombre no actúa movido principalmente por instintos instintos genéticamente determinados sino que tiene la libertad de escoger por sí mismo. Si los valores son creencias libremente elegidas por el hombre. ¿cómo llegamos a ellas? Según Lewis, existen seis modalidades que no sólo describen cómo pensamos, sino que también nos dicen cómo descubrimos y escogemos los valores.
Algunos sistemas de valores se fundan en la autoridad; otros, en la lógica deductiva, la experiencia sensorial, la emoción, la intuición o la ciencia, conceptos que todos usamos continuamente. Todos los valores y sistemas de valores pueden definirse según el autor empleando esta clasificación. Quizá no sea la única manera de organizar y categorizar algo que es una maraña caótica de creencias personales no relacionadas, pero a diferencia de sistemas anteriores, constituye el comienzo de un método viable que puede utilizar para diferenciar, separar, comparar y contrastar, de modo que la persona pueda comprender mejor las elecciones que realiza.rn